¿Son necesarias las vitaminas en el deporte?

Publicado : 22/04/2021 - Categorías : Vitaminas

Distintos tipos de vitaminas

Las vitaminas son micronutrientes que no pueden ser fabricados por el organismo humano, pero son indispensables para la vida, por lo que deben obtenerse a través de la dieta. En el organismo, cumplen multitud de funciones, entre ellas ayudar en la asimilación de otros nutrientes, en la formación de material genético, de glóbulos rojos y hormonas, o contribuir a regular el sistema nervioso. Aunque las necesidades diarias suelen ser de cantidades muy pequeñas, su carencia provoca desequilibrios que pueden ocasionar enfermedades importantes. Tampoco es conveniente acumular un exceso de vitaminas en el organismo, aunque esto no suele ser frecuente, ya que el cuerpo se deshace del excedente.

Según su solubilidad, las vitaminas se clasifican en dos grandes grupos: vitaminas hidrosolubles, aquellas que se disuelven en agua; y vitaminas liposolubles, las que se disuelven en grasas.

Con los suplementos de nutrición deportiva, el objetivo de la mayoría de deportistas es el de obtener el mayor rendimiento posible. Existen evidencias científicas que demuestran que es necesario un aporte mayor de determinadas vitaminas, como las del grupo B, o vitaminas antioxidantes, como C y E, cuando se somete al cuerpo a un mayor consumo de las mismas, algo que sucede durante la práctica de ejercicio físico.

Las vitaminas del grupo B son fundamentales en la generación de energía, ya que intervienen en el metabolismo de hidratos de carbono, lípidos y proteínas. Las vitaminas antioxidantes C y E protegen del exceso de radicales libres que se produce durante la realización de ejercicio, protegiendo, de esta forma, el tejido muscular.

En resumen, podemos decir que en el caso de los deportistas, dado que siempre existe un incremento en el esfuerzo físico, hay una mayor demanda de vitaminas.

No hay que tener miedo a tomar vitaminas en suplementos de nutrición deportiva, siempre que se haga con cabeza; además, no debemos olvidar que las vitaminas no engordan, aunque haya mucha gente que hoy en día siga pensando lo contrario.