Qué es la histidina y cuál es su función

Publicado : 28/05/2020 - Categorías : Aminoácidos , Motivación , Salud y bienestar

Mujer deportista cansada por falta de histidina

La histidina es uno de los nueve aminoácidos esenciales, es decir, el organismo no lo puede producir, por lo que debe obtenerlo a través de la dieta. Se encuentra en la mayoría de alimentos ricos en proteínas como carne, pescado, huevos y productos lácteos. Otras fuentes que también son ricas en este aminoácido son soja, judías, germen de trigo, mariscos, champiñones o cítricos. 

Funciones de la histidina

La histidina es utilizada por el cuerpo para desarrollar y mantener tejidos sanos. Además de ser un aminoácido nutricionalmente esencial, la histidina también es precursora de varias hormonas y metabolitos críticos que afectan a la función renal, la neurotransmisión, la secreción gástrica y el sistema inmunitario: 

  • Es fundamental para conservar en buen estado la capa de mielina que protege las células nerviosas, con el fin de garantizar la transmisión de mensajes desde el cerebro a los órganos de todo el cuerpo.
  • La investigación también ha demostrado que bajos niveles de histidina en plasma están relacionados con el estrés oxidativo y el desgaste de proteínas y energía, así como con la inflamación.
  • La deficiencia de histidina está relacionada con la anemia, puesto que el estrés oxidativo tiene que ver con las causas de ese enfermedad. La histidina también funciona para proteger las células que se encuentran en circulación, ya que su presencia reduce la generación de especies oxidativas reactivas que participan indirectamente en la destrucción de los glóbulos rojos.
  • Contribuye a estimular la producción de jugo gástrico en el estómago, ayudando, con ello, a la digestión.
  • Elimina el exceso de metales pesados y protege de la radiación solar, lo que, al parecer, se deriva de su capacidad para desintoxicar el organismo de manera natural.
  • Es precursora de una molécula, la histamina, que se libera en la sangre y los tejidos como respuesta a la entrada de un enemigo en el organismo, como virus, bacterias, parásitos, veneno de insectos o, como en el caso de las alergias, la sustancia que la provoca, que puede ser ambiental (polen), alimenticia o un medicamento.

La cantidad diaria recomendada de histidina es de 14 mg por kg de peso corporal.