Óxido nítrico para el ejercicio físico

Deportista en el gimnasio

El óxido nítrico es una sustancia que genera nuestro propio cuerpo, a partir de arginina y citrulina, cuando es necesario. Desempeña diversas funciones en el organismo, aportando grandes beneficios como protegerlo frente a bacterias y mejorar la calidad del sueño o la memoria. También realiza otras a nivel deportivo: de ellas hablaremos a continuación.

El óxido nítrico tiene una marcada acción vasodilatadora, de tal manera que el flujo sanguíneo se ve favorecido, haciendo que sea posible un aumento del rendimiento en entrenamientos de alta intensidad y, como consecuencia, que se produzca un aumento de la quema de grasa corporal.

En cuanto a la recuperación muscular, al aumentar el flujo sanguíneo, la cantidad de oxígeno que llega a los músculos es mayor y, por lo tanto, la recuperación de los mismos se produce en un tiempo menor.

Asimismo, evita la fatiga muscular, con lo que los deportistas no solo notarán el aumento del rendimiento anteriormente mencionado, sino que serán capaces de prolongar los entrenamientos durante más tiempo, dado que se cansarán menos.

Otro punto a favor del óxido nítrico es que contribuye al aumento del tamaño muscular, ya que una consecuencia directa de un mayor flujo sanguíneo es un aporte superior de nutrientes a los músculos. Se intensifica la congestión muscular y los músculos se hinchan.

Este conjunto de propiedades hace que el óxido nítrico sea una sustancia muy apreciada por los deportistas, ya que contribuye, en gran medida, al desarrollo muscular.

Productos relacionados