La mejor época del año para tomar quemagrasas

Publicado : 04/11/2019 - Categorías : Quemagrasas

Quemagrasas Actual Nutrition

Si bien la necesidad de un quemagrasas puede presentarse en cualquier momento, lo cierto es que para el consumo de este tipo de suplementos existen dos fechas que parecen las más indicadas:  

- La primera de ellas sería a comienzos del mes de diciembre, de cara a prevenir y contrarrestar los efectos negativos de las fiestas navideñas, en las que las comidas son más copiosas y calóricas.

- La segunda, previamente al verano, si bien la fecha de comienzo la determinaría el momento en el que queramos estar en forma y la cantidad de grasa que tengamos. Deberíamos empezar la también conocida como “operación bikini” entre uno y tres meses antes de esa fecha que, por lo general, suele coincidir con los primeros días de junio.

Hay que señalar que también habría que modificar nuestros hábitos alimenticios, realizando dieta durante 6 días y pudiendo saltarnosla el séptimo día, pero siempre acompañada de actividad física. Al final, la clave no deja de ser otra que gastar más calorías de las ingeridas, o bien ingerir menos calorías de las que somos capaces de gastar. Es decir, tener un balance calórico negativo con el fin de que el organismo “tire” de las grasas acumuladas en él. 

En cuanto a los quemagrasas, existen tres grandes líneas de actuación:

- Un suplemento que en su fórmula incorpore algún tipo de fibra como el chitosán, para que facilite tanto la digestión como la eliminación de grasas acumuladas, no siendo esta muy efectiva si la dieta es estricta en cuanto a ausencia de grasas. Este tipo de productos está orientado a salidas puntuales de la dieta o a ese séptimo día en que no se hace dieta.

- Un quemagrasas contrastado a nivel subcutáneo, como la L-carnitina, siempre en gran cantidad (lo habitual es entre cuatro y ocho gramos diarios). Este producto estaría orientado a aquellas personas que cuidan la dieta, cuyo único problema es la grasa acumulada.  

- Por último, el tipo de quemagrasas que abarca a un mayor porcentaje de usuarios es el termogénico con ataque multizonal. Está basado en los mencionados anteriormente e incorpora un termogénico orientado a quemar más calorías diarias; un diurético que evite la retención de líquidos, y otras sustancias tipo colina e inositol, totalmente contrastadas contra la acumulación de grasa en las vísceras, o picolinato de cromo, como regulador de azúcar y quemagrasas a nivel de sangre.

Este tipo de producto se orienta a quienes ni cuidan su dieta ni entrenan todo lo que debieran.  

La mejor época del año para tomar quemagrasas desde luego es cuando el cliente lo necesita, partiendo de esa obviedad que realmente es la clave, hay dos grandes momentos totalmente diferenciados entre ellos.

El primero de ellos sería empezando en diciembre para ir preveniendo el contrarrestar los efectos negativos de las fiestas navideñas, en las cuales como todos sabemos las comidas y bebidas son más abundantes y más calóricas.

El segundo sería previo al verano, dependiendo del mes en el que queremos estar en forma y del nivel de grasa que tengamos. Deberíamos de empezar entre 1 y 3 meses antes del mes que deseemos estar en forma. Lo más habitual es estar en forma a primeros de junio, por lo tanto, empezaríamos entre abril y mayo la consabida llamada "Operación Bikini".

La forma mas correcta sería realizando una dieta de 6 días con un séptimo día semanal de trampa, es decir, saltandonosla, pero siempre acompañándola de actividad física. La clave no es más que; "o gasto más calorías de las que ingiero o ingiero menos calorías de las que soy capaz de gastar". Es decir tener un balance negativo para tirar de las grasas acumuladas en el organismo.

En cuanto los quemagrasas habría tres grandes líneas de actuación

La primera un suplemento que en su formula tuviera fibra tipo Chitosan para facilitar tanto la digestión como la eliminación de las grasas acumuladas, no siendo está muy efectiva si la dieta es estricta en cuánto ausencia de grasas, por lo tanto este tipo de productos va orientado para cuando te sales puntualmente de la dieta o el día trampa.

La segunda sería un quemagrasas contrastado a nivel subcutáneo cómo sería la L-carnitina siempre en gran cantidad, lo habitual es entre 4 y 8 gramos diarios. Este producto iría orientado a un perfil de personas que cuidan la dieta y hacen ejercicio habitualmente y su único problemas es la grasa acumulada.

En tercer lugar y el que abarca a un mayor porcentaje de usuarios, sería un termogénico con ataque multizonal. Está basado en los puntos anteriores más un termogénico que va orientado a quemar más calorías diarias, un diurético que evite la retención de líquidos, así como otras sustancias tipo colina e inositol totalmente contrastadas en la lucha contra la acumulación de grasa en las vísceras o picolinato de cromo como regulador de azúcar y quemagrasas a nivel de sangre. Este tipo de producto va orientado a clientes que ni cuida la dieta todo lo que deberían, ni entrenan todo lo que debería, de tal manera que el producto contrarresta estos dos fallos.