¿L-carnitina o creatina?

Publicado : 12/11/2021 - Categorías : Pre-entreno , Quemagrasas

Joven deportista con un bote de suplementos deportivos en cada mano

La utilización de suplementación deportiva se ha generalizado entre quienes realizan actividad física; sin embargo, en ocasiones puede producirse una cierta confusión a la hora de utilizar un suplemento u otro. También se puede dar el caso de que no se tenga demasiado claro para qué es más óptimo cada uno de ellos y se equivoque su finalidad, una duda bastante común a la hora de utilizar L-carnitina o creatina.

La L-carnitina es un compuesto orgánico natural sintetizado por el organismo en hígado, riñones y cerebro a partir de dos aminoácidos esenciales, lisina y metionina. Por su parte, la creatina es un compuesto orgánico nitrogenado producido de manera endógena en hígado, riñones y, en menor medida, páncreas; el resto de la creatina disponible se obtiene a través de la dieta, a partir de un aminoácido esencial, metionina, uno condicionalmente esencial, arginina, y uno no esencial, glicina.

A nivel del organismo, la forma de funcionar de ambas es distinta. La L-carnitina acelera el proceso de oxidación de los ácidos grasos, lo que se traduce en producción de energía, al transformar en esta la grasa; esta faceta de “quemador de grasa” ha sido la que más relevancia le ha concedido desde el punto de vista de la suplementación. Por su parte, la creatina tiene, entre sus funciones, la de regenerar el trifosfato de adenosina (ATP), un nucleotido básico para la obtención de energía celular. En las reacciones químicas implicadas en la contracción muscular, el ATP es la principal fuente de energía: con una mayor cantidad de creatina, se podrá sintetizar más ATP, lo que permitirá un trabajo de mayor intensidad.

Pero, ¿cuándo utilizar una y otra? Los especialistas recomiendan la suplementación con L-carnitina cuando se realice una actividad física demandante de un alto nivel de energía, dado que estimulará el metabolismo para transformar grasa en energía; de este modo, se conseguirá una disminución adicional de grasa y un aumento de energía. Por tanto, ahí tenemos la orientación con la que, mayormente, la L-carnitina se ha hecho un hueco en el campo de la suplementación deportiva: como quema-grasa, si bien hay que señalar que su administración, por sí sola, no ayuda a reducir la grasa corporal, sino que hay que acompañarla con actividad física.
En lo que a la creatina se refiere, la forma comunmente más utilizada en suplementos es la creatina monohidrato, dado que su contenido en creatina es superior al de otras formas. Es en ella en la que la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva la recomendó en 2007 como el suplemento de nutrición deportiva más efectivo en términos de incremento de la capacidad de ejercicio de alta intensidad y de masa corporal magra durante el entrenamiento.

Esperamos que ahora tengas un poco más clara la orientación de uno y otro suplemento. Si quieres más información sobre ellos, puedes echar un vistazo a estos artículos de nuestro blog:
https://actualnutrition.es/blog/l-carnitina-un-potente-quema-grasas-con-multiples-beneficios-n41
https://actualnutrition.es/blog/creatina-un-suplemento-a-tener-en-cuenta-n43