Elige la proteína que mejor se adapta a ti

Publicado : 19/09/2019 - Categorías : Musculación , Proteínas

A la hora de elegir en el mercado una proteína como suplemento de nutrición deportiva, es normal que nos puedan asaltar las dudas. Actualmente podemos encontrar en el mercado proteínas de todo tipo y composición, proteínas con buen sabor (chocolate, fresa o vainilla) e incluso de distinto color. Seleccionar la composición más idónea y la cantidad diaria de proteína que debemos tomar para el fin que nos propongamos es el primer paso, ya que no es lo mismo tomar un batido de proteína para aumentar la musculatura que para tonificar la figura. Con este artículo, vamos a intentar ayudarte a elegir, de las proteínas que hay en el mercado, la que mejor se adapte a tus necesidades en el ejercicio deportivo.

Las proteínas son uno de los tres macronutrientes más importantes de nuestra alimentación. Son necesarias durante todas las etapas de la vida, cuentan con un gran número de importantes funciones: dirigen muchos procesos vitales de nuestro organismo, determinan la forma y estructura de las células y elaboran o incrementan tejidos, entre otras funciones vitales.

En el organismo, la combinación de aminoácidos da lugar a macromoléculas, que cambiarán de forma y se unirán con otras para formar otra proteína. Toda proteína natural está conformada por aminoácidos, representados en diferentes y precisas proporciones. Se conocen 20 aminoácidos distintos, de los cuales 12 son fabricados por nuestro cuerpo, y los ocho restantes hay que obtenerlos a través de la alimentación.

Tipos de proteínas

Los diferentes tipos de proteínas que se encuentran en el mercado se obtienen, principalmente, del suero de la leche y pueden ser de tres tipos: 

  1. Concentrado de proteína de leche. Se obtienen por ultrafiltración, un proceso de producción de bajo coste, por lo que se trata de la proteína en polvo más económica que se puede encontrar en el mercado. Su concentración de proteína puede variar considerablemente, entre un 35 y un 85 por ciento, por lo que hay una enorme diferencia en la calidad de los distintos polvos de proteína WPC (Whey Protein Concentrate).
  2. Proteínas isoladas o aisladas (Whey Protein Isolate o WPI). El proceso de obtención de la proteína isolada es más complejo, por lo que su precio se incrementaría frente a las anteriores, ya que las proteínas isoladas se encuentran aisladas de los carbohidratos de la leche (lactosa).
  3. Proteínas hidrolizadas. Serían las de mayor precio. A diferencia de las proteínas anteriores, que están formadas por polipéptidos bastante cortos, la hidrólisis las hace aún más pequeñas y es como predigerir las proteínas. El sabor de las proteínas hidrolizadas puede ser un buen indicador sobre si el producto que se está consumiendo tiene una mayor cantidad de enlaces hidrolizados, ya que los polvos de proteína hidrolizados acostumbran a tener un sabor amargo. El cuerpo absorberá las proteínas hidrolizadas de manera muy rápida, simplemente porque está más disponible (predigerida) que otros tipos de proteína whey. Como todavía hay cadenas oligopéptidas, el cuerpo utilizará ambos métodos de absorción de las proteínas en el intestino.

Para determinar la cantidad diaria de proteínas que se debe consumir, hay que tener en cuenta varios factores, como por ejemplo el tipo de proteína que se consume y la masa corporal. De este modo, el cálculo se debe hacer en base a 0,8 gramos multiplicado por la cantidad de kilogramos de masa corporal.

Cuándo tomar la proteína

Destacaríamos como mejores momentos para tomar un batido de proteína, cuando estamos en ayunas, después de levantarnos es una buena oportunidad, pero también es adecuado antes o después de realizar ejercicio. 

  • Tomar proteínas en ayunas, después de unas ocho horas que no hemos ingerido nada, no hemos aportado nada a nuestro tejido muscular, el cuerpo esta ávido de admitir nutrientes de calidad. En este momento del día, el batido de proteínas impulsará y nutrirá la musculatura para comenzar mejor el día.
  • Tomar proteínas antes del entrenamiento deportivo, el organismo necesita nutrir los músculos con proteínas. Los batidos de proteínas aportan los nutrientes necesarios para realizar los entrenamientos deportivos en toda su intensidad.
  • Tomar proteínas después del entrenamiento deportivo, los músculos están molidos y de nuevo ávidos de percibir nutrientes para ser reparados y reconstruidos.

Objetivos y necesidades de tomar proteína

Una vez visto todo lo anterior, vamos a ver seguidamente cuál, de las que podemos encontrar en el mercado, es la mejor proteína según los objetivos y necesidades. Tres son los objetivos principales:

  • Proteínas para aumentar la masa muscular
    La mejor proteína para aumentar masa muscular es aquella que contenga una buena cantidad de hidratos de carbono para conseguir un aporte generoso de calorías y así, poder seguir creciendo hacia nuestro objetivo. Este es el combo perfecto para alimentar los músculos y llevarlos al siguiente nivel.
  • Proteínas para eliminar la grasa corporal
    La mejor proteína para la etapa de definición en la que se persigue recortar calorías de dónde resulte posible es aquella que contenga la menor cantidad de hidratos de carbono y grasas. De este modo, las calorías procederán únicamente de las proteínas. En este caso, las proteínas más recomendables serían las proteínas aisladas.
  • Proteínas para mantener el peso corporal
    Si, por el contrario, te encuentras en tu peso ideal y tan solo quieres mantener tu peso corporal, la mejor proteína para ti sería la proteína de suero concentrada. Con ella, tendrías un aporte más que suficiente de proteínas con unos valores nutricionales excelentes, que te permitirían seguir con tu peso corporal.

Siguiendo estos consejos y aplicando los consejos ofrecidos, será mucho más fácil conseguir tu objetivo. Ahora que ya conoces más a fondo los suplementos de proteínas que hay en el mercado y conoces cuál es la mejor proteína para ti, solo tienes que dar un paso adelante y empezar a probarlas.