Efecto termogénico en los suplementos

Publicado : 18/03/2020 - Categorías : Quemagrasas , Salud y bienestar

A medida que se va acercando el buen tiempo, con sus días soleados y calurosos, vamos tomando conciencia de que pronto variaremos nuestra vestimenta hacia otra más ligera y confortable, acorde con la temperatura reinante, pero que “delatará” todos los excesos dietéticos practicados durante el invierno, así como una vida, en la mayoría de los casos, excesivamente sedentaria. Es entonces cuando nos planteamos buscar soluciones para, en la medida de lo posible, tratar de paliar las consecuencias de lo anterior, y desde la suplementación también contamos con opciones que nos pueden ayudar a conseguirlo.

El exceso de grasa es uno de los principales enemigos de nuestro organismo a nivel de la salud; también lo es desde el punto de vista estético, lo cual es especialmente importante para quienes entrenan con regularidad y se preocupan por mantenerla lo más lejos posible de su figura. 

Termogénesis. Con el nombre de termogénesis se conoce la capacidad del organismo para generar calor, y que se produce por las diferentes reacciones metabólicas. Se alcanza de diferentes formas:

  • Nutrición. Cuando nos alimentamos, se produce un aumento de la tasa metabólica, como consecuencia del procesamiento por nuestro organismo de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Generalmente, el organismo consume más energía para asimilar las proteínas que las grasas.
  • Actividad física. Las actividades de la vida diaria y, por supuesto, el ejercicio producen termogénesis: a mayor actividad, mayores niveles de termogénesis.
  • Frío. También se produce termogénesis para mantener la temperatura del cuerpo; en este caso, el clima es un factor determinante.
  • Enfermedad. En estos casos, se incrementa el gasto metabólico basal, que variará en función de la gravedad de la patología.
  • Suplementación dietética. En el mercado existen diferentes suplementos con ingredientes que incrementan la tasa metabólica, lo que hace que el organismo aumente el gasto energético y, con ello, se produzca un menor almacenamiento de grasa. Su efectividad se fundamenta en su capacidad para estimular la lipolisis, el proceso por el cual la grasa se transforma en otras sustancias más simples; asimismo, incrementan la energía a través de la intensificación de los procesos metabólicos del músculo, por lo que, por una u otra razón, presentan un indudable atractivo a nivel de suplementación deportiva. Entre los ingredientes con capacidad termogénicas, destacan la L-carnitina, el guaraná y la garcinia cambogia.

L-carnitina. Es una sustancia que transforma la grasa en energía; por ello, resulta muy atractiva a nivel de suplementación deportiva para quemar la grasa acumulada y evitar que se acumule la que se ingiere mediante la alimentación. 

Garcinia cambogia. El principio activo con actividad termogénica contenido en esta planta de origen indio es el HCA (ácido hidroxicítrico), que aumenta la producción de calor del cuerpo, actuando de ese modo como energizante y revitalizante.

Guaraná. El efecto termogénico de esta planta amazónica proviene de su contenido en cafeína (superior al del café), un alcaloide que promueve la combustión de grasa y su eliminación del organismo. Asimismo, aporta la vitalidad y resistencia, lo que aumenta su atractivo como suplemento deportivo.

En el mercado de la suplementación deportiva, se pueden encontrar estos ingredientes tanto por separado como de manera conjunta. En este último caso, al producirse la suma de propiedades de cada uno de ellos, su eficacia resulta aún mayor desde el punto de vista de la termogénesis.

Productos relacionados