Déficit de proteínas en el organismo

Publicado : 16/10/2020 - Categorías : Proteínas , Salud y bienestar

Déficit de proteínas en el organismo

El término "proteína" viene de protos, palabra de origen griego que significa "primero". Se dice que las proteínas tienen una función más plástica que energética, es decir, que son imprescindibles para construir, mantener y reparar los tejidos que forman los músculos, piel, pelo, uñas y órganos.

Después del agua, las proteínas son las sustancias más abundantes en el cuerpo humano, ya que es el principal constituyente de todos los tejidos vivos. Por eso, se puede decir que las proteínas son uno de los elementos más importantes para el mantenimiento de la buena salud y la vitalidad.

Ni calvo, ni con dos pelucas. Cualquier exceso se vuelve contra nosotros y cualquier déficit, también; tanto un exceso de proteínas como un déficit de las mismas pueden tener graves consecuencias para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Es fácil que se dé un déficit de proteínas en personas que hacen dietas sin supervisión médica, en niños desnutridos o en personas de edad avanzada con una dieta deficiente.

Hay señales que nos indican que tenemos carencia proteica por una ingesta deficitaria. Entre ellas, podemos señalar la fatiga, que se manifiesta con agotamiento físico y mental, fragilidad capilar y uñas débiles, cambios en el estado de ánimo, defensas bajas, ralentización del metabolismo,...Y hay que mencionar de manera especial la pérdida de masa muscular, porque cuando los niveles de proteína son deficitarios, nuestro cuerpo utiliza las proteínas que tiene para realizar otras funciones antes que formar músculo.

En personas deportistas es importante mantener unos niveles óptimos de proteína, que garantizamos, además de con una buena dieta, con la ingesta de suplementos proteicos.
No hay que olvidar que algunos deportes producen roturas de fibras musculares; por eso, mantener los niveles óptimos de proteína hace que el rendimiento deportivo sea el adecuado. Además, se evitan alteraciones musculares, que pueden dar lugar a pérdida de músculo y calambres.

Y finalmente, cabe mencionar que una buena ingesta de proteínas contribuye a saciarnos, de tal manera que evitaremos picotear entre horas.