Consejos para mantener la forma durante la Navidad

Publicado : 18/12/2020 - Categorías : Pre-entreno , Quemagrasas , Salud y bienestar

Chica con pesas en navidad

Las fiestas navideñas son una época de excesos dietéticos, que nos llevan a perder el tono físico y, con ello, muchos de los logros obtenidos con los entrenamientos deportivos. Por eso, para mantener el estado físico durante estas fechas, es importante no perder determinadas pautas de comportamiento: seguir descansando de forma adecuada, manteniendo nuestras horas de sueño, y conservar nuestra actividad habitual, evitando caer en el sedentarismo y, sobre todo, en la tentación de estar más tiempo del habitual en el sofá, “holgazaneando”.

En estas fechas, existe una cierta inercia social que, de alguna manera, nos empuja a hacer excesos con la comida y la bebida. Siendo conscientes de ello, tampoco hay que ser tan radicales de sacrificar las fiestas navideñas, unos días tan señalados en los que nos podemos permitir algún capricho. No tiene mucho sentido imponernos una dieta en estas fechas, con el fastidio que ello nos puede ocasionar, y que en la temporada más apropiada para hacerlas, en invierno o primavera, no las realicemos, lo que nos va a condicionar de cara a los objetivos que nos hayamos marcado para primavera-verano.

Pese a los compromisos y celebraciones que, sin duda, vamos a tener, no debemos dejar de entrenar, aunque simplemente se trate de entrenos de mantenimiento. Podemos reducir los días de entreno o bien la duración de estos, en función de qué es lo que mejor se adecúa a nuestra situación, ya que, gracias a este mantenimiento, podemos conseguir encontrarnos, tras la Navidad, en condiciones de seguir con nuestra rutina habitual sin haber perdido la forma física.

Por último, y volviendo a lo apuntado unas líneas más arriba, hemos de tratar de cuidar un poco la dieta, pese a la dificultad que ello supone en estas fechas; teniendo en cuenta el esfuerzo de contención realizado con la alimentación durante el resto del año, debemos tratar de ser un poco estrictos con nuestra rutina dietética fuera de las comidas y cenas de los días señalados, evitando comer las “sobras” e intentando no dejar de lado la dieta por completo, si es que estamos siguiendo una.  

Y recuerda que si, tras la Navidad, la báscula se dispara, la unión de entrenamientos deportivos y suplementos de nutrición deportiva como los “quema grasas” es una respuesta magnífica. 

¡¡Feliz Navidad!!