Como perjudica el alcohol y el tabaco a la práctica deportiva

Imagen de cerveza y cigarrillos

En estos tiempos hay muchos deportistas que se avergüenzan de tener unos hábitos que parecen ir en contra de la práctica deportiva, entre estos hábitos podríamos destacar el consumo esporádico de alcohol o el de fumar algún cigarrillo.

Estos hábitos para la practica deportiva no los podríamos definir como graves problemas. 

En principio destacaríamos que el alcohol destruye el oxígeno en sangre y como consecuencia dificulta la asimilación de proteína, además, su efecto puede llegar a durar en el organismo hasta 48 horas, dependiendo de la cantidad de alcohol ingerida. Por lo tanto, el día que se consume alcohol y los posteriores, no se asimila bien la proteína, y se puede llevar a perder masa muscular. 

El tabaco provoca otro tipo de impedimentos, su consumo empeora la oxigenación pulmonar, y esto es algo perjudicial para la realización, sobre todo, de ejercicios aeróbicos, sin afectar tan relevantemente a los ejercicios anaeróbicos. De todas maneras, por la propia salud, no se debería fumar, ya que esta demostrado que el consumo de tabaco es perjudicial para la salud, y en caso de hacerlo, no debería sobrepasar los 6 cigarrillos al día. 

También es aconsejable cuidar la alimentación, no es necesario hacer una dieta si no se necesitas, pero hay que tener en cuenta que al consumir alcohol y tabaco, el metabolismo se puede ralentizar. 

Existen en el mercado suplementos nutricionales que actúan como protectores y regeneradores hepáticos, que por su composición de ingredientes naturales, mejoran el bienestar del hígado y ayudan a cumplir con sus funciones detox.