Chitosán, qué es y para qué sirve

Pareja delgada deportista

El chitosán es una sustancia de origen natural derivada de la quitina. Lleva unos años siendo muy utilizado como coadyuvante en dietas de control de peso, debido a que es una fibra con carga positiva que tiene la habilidad de fijar grasa y sales biliares cargadas negativamente, transportándolas hasta conseguir su excreción por las heces. No presenta los efectos secundarios propios de otro tipo de bloqueadores de la grasa.

La quitina es un polisacárido que se encuentra en el exoesqueleto de diversos crustáceos como las gambas, la langosta y el cangrejo e incluso en algunos hongos y algas. Se trata de un polímero de gran tamaño, cuyas moléculas son fibrosas y originan un material de gran resistencia química y mecánica. 

El chitosán es capaz de capturar hasta 4 o 5 veces su peso en grasa, ya que actúa como una esponja. No lo hace sobre la grasa que ya tenemos acumulada, sino sobre la que ingerimos con la comida, de tal forma que impide que aumente. Por lo tanto, no es un quema grasa, sino que la elimina, evitando, con ello, su acumulación y el aumento de peso. Además, como forma un gel cuando se une con las grasas, tiene efecto saciante, con lo que favorece que se realicen excesos en la comida. Es conveniente señalar que el chitosán no tiene efecto sobre los hidratos de carbono ni sobre las proteínas.

El chitosán como suplemento de nutrición deportiva

Los complementos alimenticios son una parte muy importante en las dietas para deportistas. Estos, habitualmente, siguen una dieta rigurosa, y el chitosán es un comodín para aquellas comidas en las que se sabe que se va a realizar una ingesta superior a lo que es habitual.

Aquellas personas que no realizan deporte habitualmente y realizan una dieta hipocalórica para el control de peso pueden tomar chitosán de forma diaria. Se debe hacer siempre durante las comidas, ya que se activa con el ácido que se secreta en el estómago al empezar a comer, pasando después al intestino delgado, que es donde actúa.

Entre los efectos directos de la ingesta diaria de chitosán reconocidos en múltiples estudios, además de la reducción de peso corporal, se encuentra también la reducción de colesterol total, LDL (el popularmente conocido como "colesterol malo") y triglicéridos.

Productos relacionados