Beneficios de los aminoácidos en el deporte (2ª Parte)

Publicado : 04/11/2019 - Categorías : Aminoácidos , Musculación

IMPORTANCIA DE LOS AMINOÁCIDOS EN EL EJERCICIO

Todos los aminoácidos nombrados tiene una importancia vital, pero en el caso de valina, leucina e isoleucina, tres aminoacidos esenciales, junto con la L-arginina y la L-glutamina tienen una importancia destacada en el entrenamiento del músculo. Aquí encontrarás la explicación.

Fenilalanina

Estos aminoácidos se asocian a la sensación de bienestar, pues son reguladores de la endorfinas. Para deportistas, genera una reducción del exceso de apetito y la minoración del dolor, el cual, permite mantener el peso ideal, por ello, es recomendable cuando se realizan dietas. La fenilalanina también está implicada en la síntesis de hormonas, promoviendo el estado de alerta, mejora la memoria y el aprendizaje e incrementa la vitalidad.

BCAA: mejora tu fuerza y resistencia

Los aminoácidos ramificados o BCAAs (Branched Chain Aminoacids) son leucina, isoleucina y valina. Resultan esenciales para el desarrollo y para la producción de energía muscular durante el entrenamiento.

Si no son reemplazados con alimentos o suplementos, podemos perder tamaño muscular, y fatigarnos más o antes de tiempo durante los períodos de ejercicio intenso.

Tomar este tipo de aminoácidos antes del ejercicio nos aportará más energía para continuar ejercitándonos.

L-arginina: transporte de nutrientes y oxígeno hacia la musculatura

Este aminoácido realiza funciones importantes durante y después del ejercicio. Cuando se ingiere antes del entrenamiento, potencia la transmisión de hormona de crecimiento que sigue al ejercicio. También ayuda a retrasar la fatiga, facilitando la supresión del amoníaco del organismo, responsable de la fatiga. Asimismo, tiene la función de potenciar el flujo sanguíneo hacia los músculos mientras se ejercitan, por medio de la producción de óxido nítrico.

Ingiriéndola después del entrenamiento supongo, potencia el aporte de glucosa y aminoácidos al músculo, además de horrmonas anabólicas, suplementos y oxígeno.

Con todo esto, favorece la eliminación de productos tóxicos, que se forman en las células musculares después del entrenamiento. Por ello, conduce al aumento de la recuperación tras hacer ejercicio.

L-glutamina: regeneración

Se trata del aminoácido más abundante en los músculos, decisivo para la función muscular y la producción energética. Se puede utilizar para producir más energía aeróbica. Ayuda a la producción de bicarbonato, atacando los productos químicos creados durante el entrenamiento.

La L-glutamina favorece el almacenamiento de glucógeno, lo que es energía para ellos, y así puedan rendir más a la hora de la actividad física.

Sabiendo que las reservas de glucógeno son limitadas y que tienden a agotarse rápidamente, se deberían ingerir glucógenos en cantidad suficiente en caso de que se entrene con regularidad. La toma de L-glutamina facilita la obtención de glucógenos. 

Como conclusión, comentar que una persona que haga ejercicio físico regular puede mejorar su rendimiento si introduce suplementos alimenticios de aminoácidos de forma habitual; eso sí, con la debida frecuencia y sin dejar de mantener otros componentes de la alimentación diaria. De esta manera, se podrán conseguir las metas u objetivos deseados. Una vez más, seguir una dieta equilibrada con los nutrientes necesarios es un elemento importante y fundamental.