Bajar el ritmo en verano no significa detenerse

Publicado : 28/06/2021 - Categorías : Proteínas , Salud y bienestar

Chico y chica saltando a la comba en un parque en verano

Una de las circunstancias que, normalmente, acompañan la llegada del verano y el tiempo libre asociado a él es una cierta relajación en cuanto a los hábitos de entrenamiento, cuando no un abandono completo de ellos. Por ello, para que ese cese temporal de la actividad deportiva no nos pase factura y eche por tierra los logros que tanto nos ha costado conseguir durante todo el año, es conveniente seguir una serie de pautas:

1. No abandonar nunca la práctica deportiva por completo. Se puede realizar un entreno de mantenimiento a base de gimnasia a manos libres que comprenda fondos, abdominales, giros, saltos o, si contamos con una barra de dominadas, bíceps colgado.
2. Al haber un gasto energético menor, debemos de ajustar nuestra ingesta calórica a ello, y comer en menor cantidad.
3. Debemos procurar que el periodo de tiempo del cese de actividad física deportiva no sea demasiado prolongado, como mucho de 15 a 30 días. Si fuera por un tiempo superior, deberíamos autoimponernos un entreno de mantenimiento, como ya hemos indicado en el primer punto.
4. Podemos recurrir a practicar deportes alternativos, como ciclismo, natación, senderismo o actividades como saltar a la comba, sin olvidarnos de los deportes de equipo, que resultan diveridos y muy amenos.
5. Por último, no debemos olvidarnos de llevar unas pautas correctas de descanso, procurando que el sueño nocturno sea de entre 6 y 8 horas. Y, por supuesto, tampoco debemos olvidarnos de disfrutar, que para eso estamos en verano...